28 de enero de 2023
Buen Ciudadano
MEDIO AMBIENTE

Iniciativa del Gobierno Porteño: Botellas de Amor

La Secretaría de Ambiente, durante el transcurso del año, recolecta desde los Puntos Verdes Móviles más de 4,5 toneladas de plástico a través, del proyecto “Botellas de Amor”. En el planeta la cantidad de este desecho es perjudicial para la vida, y que a partir de la puesta en marcha del Programa en 2019, la cifra llegó a las veinticinco toneladas.  Las Autoridades de la Ciudad, se proyecta convertir los residuos plásticos en muebles, pisos y juegos para chicos. Por ello, es necesario, la participación de los porteños y de las porteñas. La planificación es promovida por la Secretaría de Ambiente, capacitando a los miembros de la comunidad, con variedad de charlas y creación de puestos laborales para recicladores. Aquellos/as que quieran crear sus propias “Botellas de Amor”, pueden elegir una botella del tipo PET limpia y seca, en la cual se ingresaran plásticos de un solo uso, como por ejemplo: paquetes de papel higiénico, rollo de cocina, toallitas femeninas, blíster de remedios, sachet de leche, papel film, repuestos de productos de limpieza, etiquetas de botellas y cepillo de dientes, envoltorios de comida, bolsas de supermercado, tapas plásticas, sorbetes, vasos, cubiertos y platos descartables, paquetes de fideos, arroz, legumbres, bolsas de supermercado, paquetes de galletitas, pan, alfajores. Para lograr el uso adecuado y hacer entrar la mayor cantidad de estos elementos plásticos para reciclar, deberán hacer presión, sobre la botella, con el uso de una cuchara. Una botella de 1,5 litros deberá pesar cerca de 500 gramos. No se deberá incluir en las BdA: papel, cartón, globos, metal, arena, vinilos, telgopor, guantes de látex, radiografías, esponjas, aluminio, paquete de yerba, tierra, tetra pack y telas. Las Botellas de Amor también podrán entregarse en los 75 Puntos Verdes Fijos, con los cuales dispone el Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana de la CABA, 51 de ellos ubicados en plazas y paquetes. El circuito seguirá con la recolección, clasificación, y se separa para ser transformado en un elemento parecido al papel picado. La pasta obtenida se coloca en una extrusora que se calienta hasta hacerla maleable, al igual que una masa gigante de plastilina. En la última etapa, se incorpora el material en moldes de hierro, los que posteriormente son enfriados en una pileta, a partir de allí, se les puede dar forma de listones de distintas medidas, postes y machimbres. En carpintería, se elaboran las terminaciones para que esa madera plástica pueda regresar a la virtuosa dinámica de la economía circular. La madera plástica resiste mejor los efectos de la humedad, de las plagas y de la corrosión, por ejemplo la madera plástica se utilizó para la renovación del piso del Puente de la Mujer, en Puerto Madero, Comuna1.

Por Buen Ciudadano

Artículos Relacionados

Ley Nacional de Educación Ambiental

Buen Ciudadano

Día del Árbol: la Ciudad realiza múltiples iniciativas y reforestará sectores de Chacarita

Buen Ciudadano

Puntos Verdes: ¿Cómo será el funcionamiento el 22 y el 29 de Octubre?

Buen Ciudadano