28 de enero de 2023
Buen Ciudadano
SALUD

Hospital Posadas: el sexto equipo médico en el mundo en lograr una cirugía innovadora

El equipo médico del Hospital Posadas logró un hito en las cirugías de trastornos cardíacos por frecuencias bajas, mínimamente invasiva, que permite que una persona con desmayos pueda curarse sin usar marcapasos. En qué consiste la intervención que se realizó en un hombre al que se le paraba el corazón por 8 segundos.

El doctor Alberto Alfie, médico cardiólogo especialista en Electrofisiología Cardíaca del Hospital Posadas, explica que estos trastornos de frecuencia baja en el corazón radican desde la parte automática del sistema nervioso: “Vos podés decidir tomar una taza o un vaso con la mano, pero todo lo que es emotivo no lo podés manejar. El corazón y todos los órganos están inervados, o sea, tienen terminales nerviosas simpáticas que aumentan la adrenalina y las frecuencias y también tenés las terminales parasimpáticas que son las que bajan la frecuencia cardíaca, ahí, por ejemplo, se desmaya una persona”.

El caso de un hombre de 36 años, trabajador en actividad en las vías del ferrocarril, su corazón dejaba de latir por 8 segundos. Fue entonces que se acercó al consultorio del Doctor Alfie. Esa frecuencia baja (o a veces inexistente) le implicaba una desconexión eléctrica entre aurículas y ventrículos. En ese tiempo, la persona puede desmayarse y poner en riesgo su vida.

En este sentido, el especialista en electrofisiología cardíaca explica: “Sin este tratamiento, antes la única opción que se le podía dar a un paciente como él es el marcapasos con todo lo que eso implica. Un marcapasos dura 10 años en promedio, necesitaría 7 u 8 en su vida, con las chances de infectarse porque los que se pone es un metal; o que fallen los catéteres, siendo tan joven… además no podría seguir trabajando en las vías”.

Sin embargo, el doctor Alfie explica que “con esta intervención no hace falta que haga ningún tipo de cirugía próxima porque ahora tiene la seguridad de que está completamente desnervado”.

El procedimiento implica utilizar equipos sofisticados. Por eso Alfie dice que hay que tener un manejo exquisito de las cavidades cardíacas y mucho entrenamiento para usar el navegador tridimensional que hace posible el tipo de intervención que llevó a cabo con sus propias manos el pasado 9 de noviembre. Una operación inédita en nuestro país.

La cirugía se llama cardioneuroablación, y si bien ya se venía haciendo con otra técnica es la primera vez que se hace con comprobación por neuroestimulación, y es mínimamente invasiva para los cuerpos de los pacientes. El especialista detalla: “Esta técnica fue desarrollada por un colega brasilero de Sao Paulo, el Dr. Juan Carlos Zerpa, que estuvo presente en la operación. Como todo descubrimiento, hay mucha reticencia a nivel mundial a utilizarlo y ahora se lo está aceptando, nosotros queríamos adoptar la técnica brasilera porque nos parece la que más seguridad te da”.

En resumen, sobre la trabajosa ablación Alfie indica: “Para resumir, se puede decir que es un procedimiento que combina técnicas cardíacas de cauterización con técnicas neurológicas, altera el sistema nervioso que regula la frecuencia cardíaca, es algo muy nuevo y lo que se hizo fue una comprobación estimulando el nervio”.

En definitiva, el tratamiento con esta nueva técnica marca un hito para los trastornos de ritmo cardíaco por frecuencias bajas en Argentina. Nuestro país es el sexto en lograrla, junto a Brasil, Bélgica, República Checa, Polonia y Ecuador. El séptimo país que pudo realizarla con éxito fue Estados Unidos, el 22 de noviembre, trece días después que la realizada por el equipo que comanda Alfie.

A su vez, el médico especialista destaca que el Hospital Posadas es el único hospital público que cuenta con los equipos, navegadores tridimensionales de alta definición, de forma permanente para este tipo de cirugías. Esta primera operación tuvo la presencia de, al menos, 20 miembros del equipo médico que quisieron conocer cómo se conduce la intervención y contó, además, con la guía del creador de la técnica, el Dr. Zerpa, que, de forma amistosa, al encontrarse en Buenos Aires, se acercó a las instalaciones del Posadas para participar de la cirugía.

Por Buen Ciudadano

Artículos Relacionados

Villa Lugano: La Ciudad llamó a licitación pública para obras en el Hospital Grierson

Buen Ciudadano

Donación Voluntaria de Sangre en CABA

Buen Ciudadano

Legislatura: Buscan crear un gabinete de salud mental para profesionales de la salud

Buen Ciudadano