16 de julio de 2024
Buen Ciudadano
MEDIO AMBIENTE

Para mantener un espacio público más higiénico, recoge los desechos de tu mascota

Cuando saques a pasear a tu perro, asegúrate de recoger sus heces y depositarlas en el contenedor adecuado, ya sea negro o gris. De esta manera, contribuyes a mantener la limpieza de las veredas y parques.

Una de las principales inquietudes en relación con la higiene urbana está relacionada con los desechos de los perros. Por tanto, siempre que lleves a tu perro a pasear, recoge sus desechos con bolsas y deposítalas en el contenedor correspondiente, ya sea negro o gris. De esta manera, contribuyes a mantener la limpieza de las aceras, parques y plazas, y previenes la contaminación del aire provocada por la descomposición de los desechos.

Adoptar esta práctica es esencial para mejorar la convivencia con el entorno y los residentes locales.

Cuando lleves a tu perro a pasear, asegúrate de recoger sus heces y depositarlas siempre en los contenedores negros o grises. De esta manera, contribuyes a mantener la limpieza de las aceras, parques y plazas.

¿Te has preguntado la razón de recoger y tirar los desechos de tu perro en un contenedor adecuado?

La falta de recolección de los desechos de las mascotas provoca malos olores, contaminación y riesgos para la salud tanto de las personas como de los perros. Además, contribuye a la percepción de un vecindario descuidado, y las heces pueden ser pisadas, ensuciando otras áreas de las aceras.

Cuando se seca, el desecho de perro comienza a desprender partículas que se dispersan en el aire que respiramos.

Los recipientes se vacían y se higienizan manualmente. Por lo tanto, es importante desechar las heces en los contenedores adecuados, que se vacían de manera automática.

Después de 24 horas sin ser retirada, la exposición al sol endurece las heces, convirtiéndolas en polvo y en un vehículo de enfermedades para los niños que juegan en las áreas recreativas o para otros animales. La lluvia y la humedad las descomponen y contaminan el agua circundante.

La existencia de excrementos de perro en las aceras es un desafío que solo puede abordarse mediante una modificación de comportamientos por parte de los residentes de la ciudad, dado que la responsabilidad de limpiar las aceras recae en los propietarios de las propiedades que las lindan.

Siempre es importante recolectar los desechos de tu mascota, llevar bolsas para este propósito y desecharlos en los contenedores adecuados. Es común cometer el error de depositar los desechos en los cestos destinados para papel y otros desechos, por lo que es vital evitar esta práctica.

Otros conceptos equivocados incluyen creer que los excrementos de perro sirven como fertilizante, que se descomponen naturalmente, que es responsabilidad del personal de limpieza recogerlos, y que se pueden desechar en cualquier lugar.

Los excrementos de perro no se descomponen naturalmente, no desaparecen por sí solos, no es responsabilidad de los barrenderos recogerlos, no deben ser depositados en los cestos de papel y pueden transmitir enfermedades.

Según la Asociación de Protección Ambiental (APRA), en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires hay un millón de animales de compañía, de los cuales más de la mitad son perros que producen alrededor de 70 toneladas de excrementos diariamente. Si adoptamos la costumbre de recoger los desechos de los perros, contribuiremos a mantener los espacios públicos en mejores condiciones y a tener una ciudad más higiénica.

Por Buen Ciudadano

Artículos Relacionados

El Plástico destruye el mundo

Buen Ciudadano

Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, en el cuidado del medio ambiente

Buen Ciudadano

Reciclar es cuidar al Medio Ambiente

Buen Ciudadano