23 de febrero de 2024
Buen Ciudadano
COMUNAS

Conmovedor rescate de un perro abandonado en un edificio de Palermo

En un emotivo operativo, un golden retriever de 4 años fue rescatado tras pasar tres meses abandonado en un departamento de Palermo. Vecinos, bomberos y una amante de los animales unieron esfuerzos para salvar al can, bautizado como Simba. La historia revela la cruda realidad del abandono y la esperanza de un nuevo hogar.

Hace tres meses, los residentes de un edificio en Palermo se percataron de la angustiante situación de un golden retriever, abandonado en un departamento de planta baja. Sin comida ni agua, el animal fue testigo del ingenioso rescate impulsado por la solidaridad de los vecinos. La joven Diana Surace, propietaria de una tienda de mascotas, se convirtió en la clave para el salvataje.

Los vecinos, consternados por la negligencia del dueño del perro, intentaron alimentarlo arrojando comida desde las ventanas de los pisos superiores. La iniciativa fue insuficiente, y la situación empeoraba día a día. Ante la falta de respuesta de la Justicia, la desesperación llevó a algunos vecinos a buscar alternativas, incluyendo el intento de forzar la entrada al departamento.

Diana Surace, impactada por la situación, se sumó al esfuerzo de rescate. Después de visualizar la historia en un programa de televisión, acudió al lugar acompañada por bomberos y policías. A pesar de la negativa judicial para romper la puerta, una bombera valiente logró descender desde un departamento vecino para rescatar al maltrecho perro.

“El perrito estaba reflaco, todo sucio y toda la casa hecha un desastre. Yo no quiero juzgar a nadie, pero cómo puede ser que una persona abandone así a un animal. No le encuentro razones”, expresó con indignación Diana Surace.

Después del arriesgado rescate, la solidaridad continuó. Diana ofreció su hogar como lugar de tránsito para el perro, quien pronto será adoptado por la bombera que lideró el operativo. La nieta de Diana, responsable de ponerle nombre al can, lo llamó Simba, destacando su parecido con el famoso león de Disney.

Simba, aunque visiblemente afectado por la experiencia, se adapta a su nueva vida con tranquilidad. “Es un perro muy bueno. Pese a todo lo que vivió, su carácter se mantiene muy tranquilo”, destaca Surace.

El rescate de Simba no solo revela la crueldad del abandono animal, sino también la capacidad de la comunidad para unirse en momentos difíciles. La solidaridad de vecinos, la valentía de los bomberos y la compasión de Diana Surace dieron al perro una segunda oportunidad. A pesar de los desafíos, Simba ahora espera ansiosamente su nuevo hogar, cerrando así un capítulo doloroso de abandono en Palermo.

Por Buen Ciudadano

Artículos Relacionados

Renovación integral del Parque Thays brinda seguridad a los vecinos de la Comuna 2

Buen Ciudadano

Villa Urquiza: se realiza la semana de los Centros Comerciales a Cielo Abierto

Buen Ciudadano

A mediados del próximo año finaliza la Obra Lineal en Honorio Pueyrredón

Buen Ciudadano